Elegir los coches que aparecen en las películas

En el momento de considerar la adquisición de un nuevo coche hay muchos puntos a considerar y no solo tomar en cuenta el presupuesto para poder hacerse con el objeto de ensueño. En este momento nadie pensará jamás en la posibilidad que coches dicen mucho sobre el carácter de sus conductores. Existen estadísticas de esto y incluso memorias explicando qué color jamás será elegido por un criminal.

Cada persona está en la posición de jugar a Sherlock Holmes o sea observar secretamente a personas y sus coches. Ya es posible reunir informaciones registrando mentalmente que clase de coches conducen médicos, abogados o agentes de policía.
Es imprescindible disponer de una gran certeza en el momento de asignar cierta clase de coche a algún tipo de personalidad determinado. Esto es sumamente importante en el momento de elegir los coches para el equipamiento de una película: la decisión sobre el coche que conduce un personaje en una película juega un papel importante en cuanto a su efecto. Un coche determinado hace cierta declaración sobre el carácter de un personaje, con otras palabras: el coche tiene que reflejar la personalidad del personaje.
Tomando por ejemplo un personaje que dirige un imperio de drogas, es un asesino y multimillonario pero al mismo tiempo muy conservativo y que quiere esconder su riqueza y no llamar la atención, este conduce por lo tanto un coche familiar que le hace aparecer serio. En este ejemplo la elección ideal sería un Volvo.
A parte de los fabricantes de vehículos, también el color desempeña un papel muy importante en caso de los coches que aparecen en las películas.
No se asignaría ningún coche de color rojo al malo de la película por ser un color de la señal.
En lo que a los coches de los asesinos se refiere es válida la antigua regla del oeste: los malos llevan sombreros negros o sea los asesinos conducen coches negros.
No suelen ser siempre las mismas personas encargadas de elegir los coches para ciertos personajes y de su posterior suministro. Existen empresas especializadas en vehículos para películas y que disponen de casi cada coche en su programa. Los vehículos no demasiado ágiles se pueden mejorar gracias al chiptuning.
También ocurre que realmente hay que buscar en las calles por los vehículos necesarios para una película, en el internet, casas de coches, talleres, lavaderos de coches y parkings. De haber encontrado el coche anhelado los buscadores de coches hablan con los propietarios o dejan una tarjeta de visita en el parabrisas solicitando la colaboración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *