Mercedes Clase A, evolución de un referente

Comprarnos un coche puede ser una decisión difícil de tomar, por todo lo que implica. Estamos hablando de un vehículo que va a servirnos para todo, desde ir al trabajo hasta irnos de vacaciones. Será parte de la familia, y seguramente lo estemos pagando durante varios años incluso, dependiendo de la financiación que escojamos. Disponer de un vehículo propio hoy en día es algo casi obligado para poder ser independiente, tanto en lo laboral como en lo familiar. Y puestos a tener coche, a todos nos gustaría tener uno de los mejores. Existen muchas marcas y una grandísima variedad de de modelos, pero pocos como los Mercedes Clase A.

Desde que la firma alemana Mercedes Benz, líder en el sector automovilistico europeo, presentara el primer modelo de Clase A en 1997, este automóvil lo cambio todo, no solo para la propia firma, sino para todo el sector. Con una distribución del motor y los cuatro cilindros de forma transversal, algo que era poco usual en Mercedes en esos tiempos, el Clase A suponía un monovolumen elegante, que aspiraba a competir con los Mini o los Audi A2. Un coche de tamaño reducido pero con una gran potencia y todo lo que un conductor desearía tener en su automóvil. La elegancia del diseño es marca de la casa en Mercedes, y fue también otro de los puntos más destacados de esa primera generación del modelo Clase A.

La segunda generación, surgida en 2005, nos traía un coche algo más amplio y grande, que tuvo muy buena acogido también el mercado. El diseño elegante del vehículo lo colocó como uno de los monovolúmenes más deseados del sector, un coche que inspiraba elegancia y confianza. Las pruebas de seguridad eran muy positivas,y esto contribuyó también a las buenas ventas de esta segunda generación, que repitió el éxito de la primera generación de autos Mercedes Clase A, siendo todo un referente en el sector.

En el año 2011 se presentó por fin la tercera y hasta ahora definitiva generación del Mercedes Clase A. Con un diseño renovado y un coche más largo, deja el modelo monovolumen para convertirse en un hatchback y competir directamente con los Audi A3 o el BMW Serie 1. Un coche que abandona igualmente el modelo de tres puertas para quedarse con cinco, salvo en su versión sedán, que se vende con cuatro puertas. Este último modelo se ha presentado hace tan solo unos meses, y comenzará a comercializarse a finales de este 2013. La intención de Mercedes es disponer de varios modelos de Clase A, con distintas especificaciones, para contentar a los usuarios y que escojan el que más les guste.

mercedes-clase-a-eslovenia-47-dm-700px

Hablamos de un vehículo con un diseño que salta a la vista, muy llamativo, en el buen sentido, elegante y sobrio en tonos normalmente oscuros o claros. Se vende con caja de cambios manual de seis marchas o automática de siete marchas, algo poco habitual en un coche “normal”, dando cuenta del prestigio de Mercedes, capaz de ofrecer siempre algo más en sus vehículos. Ese plus es lo que la ha convertido en líder de su mercado, lo que también la anima para afrontar con confianza pero con responsabilidad el futuro, ofreciendo siempre lo mejor en cada modelo.

El Mercedes Clase A, en todas sus variantes, es un vehículo elegante, seguro, estético y potente con el que poder moverse por ciudad, pero también hacer escapadas de fin de semana o vacaciones. Un vehículo que aporta todo lo que el conductor necesita para estar seguro y cómodo en la carretera, un coche del que sentirse orgulloso. Mercedes cuida muchísimo hasta el más ínfimo detalle para crear una familia de vehículos que siga marcando historia en el sector del automóvil, como lo viene haciendo desde hace más de quince años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *