Los accesorios favoritos de los conductores españoles

Nuestro coche es mucho más que un simple vehículo que nos transporta de un lugar a otro, es mucho más que una herramienta de viaje que permite que podamos ir a trabajar, a estudiar o a escaparnos, a conocer mundo. En muchos casos, el coche es casi una extensión de nuestro propio cuerpo, un sitio donde pasamos muchísimas horas a la semana, sobre todo si tenemos trabajos que nos hacen viajar mucho. Colas, atascos, grandes viajes… Pasamos mucho tiempo en nuestros coches, y por eso siempre queremos contar con lo mejor en ellos, tanto en lo que se refiere a tecnología de seguridad y control como al entretenimiento.

Los extras siempre han estado presentes a la hora de comprar un vehículo, con un aumento de precio sobre la base del mismo, por supuesto, que salía más caro cuantos más extras quisiéramos incluir. En otras ocasiones, los extras pasaban a ser parte del modelo base, que ya venía con los más importantes en cuanto a seguridad, y normalmente, con radio-CD y aire acondicionado, que suelen ser los más comunes. Pero además de los extras, en los últimos tiempos se está desarrollando toda una industria paralela que se dedica a la creación de nuevos accesorios para el coche, de todo tipo, pero que normalmente tienen que ver con el entretenimiento y con lo electrónico.

Los extras y accesorios se han convertido en algo tremendamente importante en estos últimos tiempos, tanto a la hora de comprar nuestro coche con ellos como a la hora de utilizarlos o incluso para vender el coche una vez queramos deshacernos de él. algunos extras son demasiado personales, a nosotros nos encantan, pero hay otros compradores que no opinarán lo mismo, por lo que es posible que encarezcan y dificulten la venta de nuestro vehículo. Si tenemos intención de revender el coche en unos años, cosa que ocurre casi siempre, debemos pensar también en qué puede interesar a alguien que compre el coche de segunda mano a la hora de elegir los extras.

Algunos, como el aire acondicionado/calefacción, son casi obligatorios. Todavía habrá coches que no los traigan, pero en la gran mayoría de ellos viene incluido en el precio y si no, habrá que integrarlo. También es muy común pedir un sistema de radio-CD compatible con MP3, por ejemplo, incluyendo en muchos casos (30%) la petición de disponer del control de audio en el propio volante, para no tener que perder tiempo y sobre todo concentración cuando queramos cambiar de emisora o de canción. Un sistema de audio personalizado también suele ser muy demandado, aunque esto puede encarecer bastante el precio y ser uno de esos extras que sobre a la hora de vender el coche en el futuro.

El cambio, los extras dirigidos a un mayor control y seguridad del vehículo suelen ser caros, pero nunca están de más, y le dan cierto caché al automóvil si lo vendemos en un futuro. Hablamos, por el ejemplo, del sistema de control automático de velocidad, que es el favorito de los conductores españoles, seguido de los sensores para lluvia y luz, también muy populares. En tercer lugar encontramos la inclusión de la tecnología bluetooth en nuestro vehículo, para poder conectar todo tipo de accesorios electrónicos sin necesidad de cables.

En cuanto a los extras de exterior, las llantas de aleación, típico extra que todo el mundo deseaba hasta hace unos años, han sido desbancadas por los faros de xenon, mucho más prácticos en la carretera cuando hay poca visibilidad, y casi obligatorios por la noche, sobre todo por carreteras secundarias o mal señalizadas. Este tipo de faros nos puede salvar la vida en un momento dado, así que tampoco están de más nunca, ya que pueden considerarse también como un extra en seguridad.

Como decíamos, los dispositivos electrónicos también han entrado con fuerza en los últimos tiempos en el tema de los accesorios para coches. El más popular sigue siendo uno de los primeros en llegar, el manos libres, que nos permitirá hablar por teléfono sin necesidad de coger el propio terminal, controlándolo todo desde el panel de mando, lo que nos ahorrará tiempo, concentración y más de una multa, seguro. Además del manos libres, los GPS o sistemas de navegación también son bastante populares, aunque con cierto decaimiento en los últimos años, en los que los propios teléfonos ya se pueden ocupar de esa misión, y los han hecho casi inservibles.

Por supuesto, no podemos terminar el artículo sin hablar de esos accesorios que hacen que nuestro coche sea eso, nuestro y personal. Hablamos, por ejemplo, de los colgantes en el espejo retrovisor, algo tremendamente común en los coches españoles, que les da un toque propio y personal y se puede cambiar o quitar en cualquier momento. Al igual que esto, muchos afirman llevar pegatinas o símbolos pegados a la carrocería del vehículo, y otros, sobre todo mujeres, llevar peluches en la parte trasera del mismo, o en algún lugar donde no perjudiquen la visibilidad de la carretera. En este tema hay que tener mucho cuidado, porque ante todo está nuestra seguridad, y esta no debe ser marginada por colocar un muñeco en nuestro vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *