Esos 3 instantes en que te das cuenta de que necesitas comprarte un coche ¡Ya!

El coche… esa extensión de nuestro ser a la que le encomendamos la tarea de comunicarnos con el mundo… Sí, porque seremos muy 2.0, pero seguimos viviendo en la metrópoli y seguimos teniendo la necesidad de movernos a lo largo del mundo. Es por ello por lo que en el mundo de las telecomunicaciones, nuestras particulares cuatro ruedas siguen siendo casi imprescindibles.

Por estas razones, no debemos tratar al coche como un objeto sin más, ni como un lujo ni como algo que obviar. El coche forma parte de nuestro pack vital del siglo XXI, junto con la casa, el móvil, el ordenador y otros objetos que han pasado de ser una ayuda a una necesidad, y por tanto debemos cuidarlo en el día a día y no plantearnos prescindir (por ahora) de él. Para ilustrar esta situación de simbiosis con el automóvil, aquí van tres momentos que nos alertan de la necesidad de comprar un automóvil.

G2J_T-Presta_1_comprar-coche

Imagen: moblog.whtsoft.net

Cuando tememos que nos deje “tirados”

Cada uno de nosotros tememos ese momento en el que a lo largo del día nuestro móvil nos deje sin batería y nos lleve a un estado automático de desconexión con el mundo. Esa “angustia” 2.0… ¿Se traslada al momento de meter la llave de contacto?, ¿Nos despertamos con la incertidumbre de si esa helada nocturna ha afectado al motor? Para qué sufrir por nuestro “cacharro” pudiendo comprarnos otro. ¿Que el dinero es un problema? Con la gran oferta de servicios que ofrecen dinero urgente tendrás dos dolores de cabeza menos, lo cual compensa más que cualquier pequeño desajuste contable.

Cuando tememos que nos dejen “tirados”

Si malo es que nuestro coche nos deje en la cuneta, peor es que ni dependa de nosotros mismos y sean otros los que se encarguen de conectarnos con el entorno. ¿Harto de tener que coordinar tiempos con ese compañero de trabajo que nunca sale a su hora?, ¿De pedir a un familiar que te acerque a casa de un amigo porque el metro no llega? ¿Horarios imposibles con los transportes públicos?

“El transporte público ha mejorado notablemente, pero los horarios y los trasbordos son algo difícil de controlar como para que puedan beneficiarnos en todo momento”

Depender de un tercero siempre es incómodo, tanto para el susodicho como para nosotros mismos, por lo que obtener independencia en cada factor que nos rodea debería ser una máxima. Deja de postergar la decisión y ¡Hazte con un coche a buen precio!

Cuando no lo sentimos “nuestro”

Cada gesto que mostramos, cada objeto que llevamos, no es más que una extensión de nosotros mismos. ¿Es nuestro vehículo una cafetera andante?, ¿Es una herencia familiar que ha ido pasando de mano en mano hasta que recayó en nosotros?, ¿Sigues usando casettes o viejos CDs de hace diez años?, ¿Apenas se distingue el metalizado de la carrocería? El cambio de coche ya no es un capricho entonces, sino una necesidad de satisfacernos nosotros mismos con un objeto que, ni pasa desapercibido, ni condenamos al desuso.

Muchas veces confundimos necesidad con despilfarro, pero si no cuidamos algo de uso diario y que nos saca de tantos apuros ¿Con qué lo vamos a hacer?

Comments

  1. TAPACUBOS:

    Adelante así Amanda B. Araujo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *