Elegir el mejor seguro para nuestra moto, consejos prácticos

En los tiempos de bonanza, cualquier podía comprarse un coche, un buen vehículo, aunque solo lo utilizara para dar una vuelta los fines de semanas, o apenas saliese del pueblo o ciudad con él. Son coches que, cuando llegan las vacas flacas y hay que vender, son codiciados por todos, ya que son de segunda mano pero están prácticamente nuevos. Mantenerlos cuesta demasiado, y sus dueños no pueden hacer frente a estos gastos. ¿Habría pasado lo mismo de haber comprado una moto? Son mucho más baratas y pueden hacer prácticamente lo mismo que un coche, si no la vamos a utilizar para grandes distancias. Y aún para eso también existen modelos que aguantan perfectamente. La moto se ha convertido en una alternativa más por necesidad que por gusto para muchos. Es el típico vehículo que hemos tenido cuando eramos adolescentes y todavía no podíamos sacarnos el carné del coche, pero en cuanto hemos podido conducir un automóvil, la moto ha quedado relegada a un plano muy secundario. Ahora, cuando muchos tienen que vender estos coches o simplemente no pueden comprarlos, el adquirir una moto se convierte en una alternativa más que admisible. De hecho, en algunos casos casi conviene más, como por ejemplo, para movernos por ciudades donde suele haber mucho tráfico.

Seguramente no necesitemos convencerte para que compres una moto, ni es esa nuestra misión, pero puede que hayas llegado a este artículo porque estás seriamente interesado en adquirir una, y quieres conocer más detalles sobre los seguros de moto. Al igual que ocurre con los coches, las motos también necesitan tener un seguro en regla, que suele ser más económico, aunque también dependerá de las circunstancias y de cada empresa aseguradora. Por ello, el primer consejo que vamos a darte es que compares todos los seguros que puedas por ti mismo, analizándolos uno a uno y profundizando en todas sus clausulas, para no tener luego desagradables sorpresas. Lo ideal es buscar un seguro que nos permita realizar cambios en cuanto a nuestras pólizas, de un año a otro, y que no nos mantenga atados por claúsulas abusivas, aunque sean más baratos, ya que esto puede resultar muy perjudicial para nosotros en última instancia. Un ejemplo de un seguro que puede acoger todas estas perspectivas y servirnos como base es el seguro de moto de Verti, una de las aseguradores más populares y mejor valoradas de España, que tiene pólizas especiales para estos vehículos.

Seguro que tenemos conocidos que tengan motos y que hayan visto muchos seguros para estas. Hablaremos con ellos, les pediremos consejo, siempre analizando friamente cada caso, sin dejarnos llevar por la opinión individual de una sola persona, que puede pensar muy bien o muy mal sobre cierta aseguradora, pero esa no es la imagen global que debemos tener de ella. Leeremos también opiniones por Internet, que hoy en día es el foro más grande que existen, pero siempre tomándolo como eso, opiniones individuales. Trataremos de sacar nuestras propias conclusiones.

Obviamente, una de las cosas más importantes a la hora de comparar seguros de moto (y de todo tipo) es el precio final que nos va a quedar el seguro, dependiendo de la póliza que escojamos. Debemos pensarnos mucho este tema, ya que no es lo mismo una póliza a todo riesgo, mucho más cara, que un seguro a terceras, o quitando algunas clausulas para rebajar la cuantía final. El seguro es algo necesario y obligatorio, y ya que hay que sacarlo, mejor hacernos con uno en condiciones, que nos permita estar, como bien dice su nombre, seguros a la hora de conducir nuestra motocicleta, y que no nos deje tirados si tenemos cualquier accidente.

Para algunos, la moto puede ser su único método de desplazamiento, incluso su vehículo de trabajo. Para otros, simplemente un vehículo con el que dar unas vueltas, o cogerla los fines de semana para hacer rutas por lugares recónditos. Cada caso es único y diferente, y debemos tenerlo muy en cuenta a la hora de escoger nuestra póliza de seguro. Dependiendo del uso que vayamos a darle a nuestra moto nos valdrá más la pena coger una u otra, y así ceñirnos a lo que tenemos planeado, sin pagar de más ni de menos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *