Factores a tener en cuenta antes de comprar una cámara de vigilancia para el coche

En España se producen al año más de 135.000 percances de robo en vehículos asegurados. Dotar a nuestro coche de la máxima protección y seguridad es una tarea que todos debemos tener en cuenta. Es por esta razón por la que las cámaras de vigilancia para el coche se están convirtiendo en tan populares.

En el mercado actual, hay muchos modelos de cámara de vigilancia cuando el coche se encuentra aparcado. Este tipo de cámaras nos ayudan a prevenir delitos graves, especialmente el robo de automóviles. De ahí que antes de comprar un sistema de este tipo debemos tener en cuenta una serie de aspectos.

Resolución y visión nocturna en la Cámara de Vigilancia del Coche

En primer lugar, es más que recomendable instalar una cámara para el coche que pueda grabar vídeos con una resolución de al menos 1080 píxeles. A esta resolución, las imágenes son lo suficientemente claras como para poder identificar a los culpables de un delito. A mayor resolución, el precio de la cámara se incrementará.

Otra de las características básicas que debe tener una cámara de vigilancia para el coche es visión nocturna. Las cámaras ofrecen diferentes niveles de claridad y alcance. Todo dependerá de nuestras necesidades, pero es preferible dotar a nuestro coche de un buen sistema de este tipo, sobre todo si no disponemos de garaje.

Cámara compacta y con lentes gran angular

También es importante que la cámara pueda brindar imágenes de todos los rincones del coche. En este sentido, sería necesario incorporar una cámara con lentes gran angular para obtener un campo de visión mucho más amplio. Aunque también es cierto que este tipo de lentes pueden causar distorsión en la imagen. Lo ideal será encontrar el mejor equilibrio.

En función del vehículo que tengamos, habrá que comprar una cámara de seguridad que sea compacta. Hay que tener en cuenta que debe ser una cámara discreta para que los posibles ladrones no la detecten.

Conectividad, memoria y batería

Una cámara de vigilancia para el coche que, por cierto, disponga de conectividad 3G o 4G para poder almacenar vídeos grabados en la nube. A ser posible, la cámara debería disponer también de una ranura para introducir una tarjeta microSD. De esta manera, vamos a poder aumentar la capacidad de memoria.

Por último, habrá que tener en cuenta la batería de la cámara de seguridad. Las cámaras pequeñas no disponen de una gran batería, por lo que todo dependerá del uso que le vayamos a dar.

Lo que sí es cierto es que las cámaras de seguridad para el coche ofrecen muchas ventajas. Una manera de sentirnos mucho más seguros y dotar a nuestro vehículo de la máxima protección.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *