Cómo no quedarte varado en la vía por la batería de tu coche

Imagina que vas a ir a ese lugar tan espectacular con tu familia y ya están todos preparados, pero al tratar de encender el coche… ¡sorpresa! No pasa nada. También puede presentarse el caso de que, hiciste una parada a mitad de la vía, y cuando vas a seguir, tampoco prende tu coche. Pero no te preocupes, no hay porqué alarmarse. Esta vez te traigo algunos consejos que te ayudarán y serán de gran utilidad, aquí aprenderás sencillos pasos para que tu disfrute no se detenga por culpa de una batería.

  • Lo primero que debes hacer es asegurarte que los bornes están ajustados; igualmente si se encuentran sulfatados. De ser así, límpialos y vuelve a colocarlos a ver si enciende tu coche.
  • La segunda prueba es tratar de prenderlo empujado, preferiblemente en una bajada, y para ello debes colocar el coche en una velocidad. Si esto tampoco funciona, sigue leyendo.

Arrancador de baterías

Lo mejor es cargar en el maletero un arrancador de baterías: un dispositivo que te ayudará a darle vida a tu coche en muy poco tiempo. ¿Cómo utilizarlo? Muy sencillo:

  1. El arrancador y el coche deben estar apagados.
  2.  La batería posee dos bornes: uno positivo (+) y uno negativo (-) y el arrancador tiene dos pinzas: una roja y una negra. Toma la pinza roja y conéctala al borne positivo y la pinza negra, al negativo.
  3. Enciende el arrancador por unos minutos, luego haz lo mismo con tu coche. Este simple paso le dará la corriente necesaria a la batería para que puedas avanzar.
  4. Si el coche no enciende al primer intento, espera unos minutos y trata nuevamente hasta que encienda.
  5. Una vez que el coche arranque, apaga el arrancador y retira el cable negro primero y luego el rojo.

Carga de batería por cableado

Si no posees un arrancador de baterías debes contar con un juego de cables, el cual posee cuatro pinzas, dos rojas y dos negras, además debes tener cerca a otro coche para conectarte. Sigue los siguientes pasos:

  1. Ambos coches deben estar apagados.
  2. Conecta las pinzas rojas en los bornes positivos de cada coche y las pinzas negras en los negativos. Si notas un chispazo al pegar los últimos no te asustes, es normal.
  3. Enciende el coche que te está auxiliando y a los cinco minutos el tuyo, déjalo encendido por unos 20 minutos para que cargue bien.
  4. Retira las pinzas, comenzando con la negra de tu coche, luego la otra negra y por último ambas pinzas rojas.

Cambio de la batería

¿Nada de lo anterior funcionó? Olvídalo… llegó la hora de sustituírla por una nueva. Así que ármate con un kit de llaves y un par de guantes resistentes, para que no dañes tu piel. Mira qué fácil es:

  1. Desconecta el borne negativo y luego el positivo.
  2. Toma una llave y quita todos los tornillos que mantengan anclada la batería y sácala con cuidado, pues es pesada.
  3. Colócala parada en el suelo, para evitar que su líquido se derrame.
  4. Limpia el área donde estaba la batería y coloca la nueva, conectando primero el borne positivo y luego el negativo y fíjala bien. ¡Listo!

Con todos estos consejos que te acabo de mencionar anteriormente has aprendido cómo cargar y cambiar la batería de tu coche y además, podrás ahorrar dinero en mecánicos y traslados. Ahora… ¡a disfrutar de tu paseo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *