Coches usados

Adquirir un coche suele ser más un asunto de necesidad que de gusto para una persona. En los tiempos actuales, prácticamente todo el mundo necesita un vehículo para poder desplazarse, ir a trabajar, a la universidad, o incluso para su propio trabajo, porque requiera viajar de un lado para otro constantemente. Es por eso que muchos casi se ven en la obligación de adquirir un vehículo, a veces a edades tempranas, antes de los veinte años, con el carnet recién estrenado.

Estos jóvenes suelen utilizar el coche de sus padres, si es que ya hay uno en la casa, pero en muchas ocasiones, por incompatibilidad de horarios, un solo coche en la familia se queda muy corto, por lo que se empieza a plantear la compra de otro vehículo, como decimos, más por necesidad que por gusto. Es en esos casos en los que los usuarios suelen recurrir a los coches usados, de ocasión o de segunda mano, vehículos que salen más baratos que los nuevos porque ya han sido utilizados anteriormente.

Es evidente que un coche nuevo puede ser realmente caro, aunque últimamente los precios de los vehículos están bajando bastante, y en ocasiones podemos encontrarnos coches nuevos, de marcas no tan importantes, por el mismo precio que coches de segunda mano, aunque estos últimos serán evidentemente mejores. El caso es que comprar un vehículo nuevo puede suponer un gasto demasiado grande para una familia de renta normal, por lo que la opción alternativa del coche de segunda mano suele ser la que finalmente se lleva a cabo en la mayoría de los casos. Sobre todo si el conductor principal del coche será un “novato”, ya que tampoco necesita un último modelo con mucha potencia, cosa que podría incluso ser desaconsejable.

Pero adquirir un coche de segunda mano en lugar de uno nuevo tiene sus riesgos y desventajas, por supuesto, empezando por la garantía. Hay que saber muy bien lo que se está comprando cuando el coche es usado, haber tenido ocasión de probarlo y comprobar que no tiene ningún fallo importante, o incluso, si es posible, exigir al dueño anterior una revisión completa del vehículo antes de acordar la compra, para cerciorarnos de que no nos darán gato por liebre. En muchas ocasiones nos dejamos llevar por ofertas y gangas, y luego tenemos que gastarnos mucho más de lo esperado en arreglar el coche en el taller, por lo que al final, como suele decirse, lo barato sale caro.

Pero, ¿cómo saber si nos conviene más comprar un coche nuevo o uno usado? En el siguiente epígrafe te damos algunas de las claves más importantes a tener en cuenta para decidirnos.

-        Coche nuevo vs coche usado:

Cuando uno se enfrenta a la situación de adquirir un vehículo, lo primero que suele hacer es recurrir a los familiares, amigos y conocidos, sobre todo si son entendidos en la materia, para obtener opiniones sobre el tema. Y la primera duda que siempre surge es esa, ¿coche nuevo o usado? Hay quien aboga por comprar siempre un coche nuevo y estrenarlo, aunque no sea el mejor modelo de la mejor marca. Estas personas afirman que un coche nuevo siempre será mejor que uno de segunda mano, por muy bien que esté el coche usado y por muy barato que salga.

Por otra parte, también están los que piensan que comprarse un coche nuevo es tirar el dinero, teniendo coches usados de casi todas las marcas y modelos a precios módicos, y en un estado muy bueno, si sabemos buscar bien. Los defensores de los coches de segunda mano siempre argumentan que hay auténticos chollos esperando comprador, coches con poco uso y en un estado más que bueno, que cuestan mucho menos de lo que en un principio tendríamos que pagar en el concesionario. E incluso llegan a defender el gastarse algo más de dinero en estos modelos buenos de segunda mano, antes que un coche low-cost que sea nuevo.

En realidad, y como suele pasar en la mayoría de discusiones de este tipo, ambos llevan parte de razón. Adquirir un coche nuevo es una garantía de que, al menos en los dos o tres próximos años, la empresa a la que le compremos el vehículo se encargará de que esté en perfecto estado, si tenemos cualquier avería, debemos pintar el coche de nuevo por algún rasguño o lo que sea, el fabricante se encargará de que nuestro coche quede como nuevo. Esto, evidentemente, no sucede con los vehículos de segunda mano, ya que normalmente han perdido su garantía y tendremos que hacernos cargo de cualquier arreglo que necesite con nuestro propio dinero.

Además, la tremenda crisis que vive el sector de la venta de automóviles ha propiciado un descenso bastante importante del precio de los mismos, por lo que ya no supone tanto esfuerzo adquirir un vehículo nuevo, comparado con lo que costaban hace un año. En este sentido, como ya hemos comentado, nos encontramos con situaciones muy curiosas, como que podamos a

dquirir coches nuevos por menos precio que muchos de segunda mano. La diferencia de modelos es evidente, y los de segunda mano siempre serán modelos muy superiores que han bajado algo su precio, hasta ponerse a la par que el coche nuevo low-cost.

También es cierto que al adquirir un coche nuevo, el vehículo empieza a devaluarse desde el momento en el que lo compramos. Algunos estudios hablan de que la mayoría de los coches pierden más del 30% de su valor en los primeros dos años después de ser comprado. Esto quiere decir que cuando queramos cambiar de coche y vender el nuestro, tendremos que poner un precio mucho menor al precio de adquisición.

Sin embargo, al comprar coches de segunda mano, estos nos servirán perfectamente para nuestro cometido, que es desplazarnos, pero además tendremos la ventaja de poder cambiar de coche más a menudo, siempre que optemos por los de ocasión, claro. Eso es toda una ventaja para aquellos jóvenes que no saben si el día de mañana necesitarán un coche más potente, por tema de trabajo, o más amplio, por que la familia empiece ya a crecer. En ese sentido, la opción de los coches usados siempre nos va a permitir realizar una rotación de vehículo más fácilmente.

De todos modos, resolver la duda entre comprar un vehículo para estrenarlo o ir a por uno de segunda mano es complicado, y aunque debemos analizar profundamente cada caso y todas las expectativas, al final será la económica la que impere, y es más que probable que nos decidamos por un coche de segunda mano. Y eso no quiere decir que sea un coche “malo”, simplemente hay que saber buscar donde están los vehículos de segunda mano en buenas condiciones y a precios razonables. Como se suele decir, haberlos hailos, y aquí os dejamos algunos consejos para encontrarlos.

-        Consejos para comprar un coche de segunda mano:

La principal razón por la que vamos a decidirnos por un coche de segunda mano es, sin duda, la económica. Siempre debemos buscar coches con buenos precios, pero tampoco dejarnos llevar por aquellos que parezcan demasiado rebajados, porque seguramente tengan un problema que necesite arreglo y que nos costará lo nuestro. Hay que saber buscar para encontrar un coche en condiciones óptimas, y luego sopesar si el precio que se pide por él es justo. Aquí unos cuantos consejos para conseguirlo:

-        Siempre ayuda mucho tener claro el modelo de coche que queremos. Hay miles de anuncios de venta de vehículos de segunda mano, y si ya de entrada los filtramos solo a los modelos en los que estamos interesados, la búsqueda será más rápida y fructífera. Por eso debemos pensar para qué queremos el coche, qué necesitamos que tenga, y a partir de ahí, buscar los modelos que más nos gusten, dejar la selección en dos o tres, como mucho, y entonces sí, bucear en las webs y páginas de anuncios hasta encontrar uno que se adapte a nuestro bolsillo.

-        Asegurarnos de que el coche que compramos está en el estado que nos promete el vendedor, y vale lo que pagamos por él. Si compramos coches a particulares, este punto es algo más complicado, porque es mucho más fácil que nos intenten engañar, haciéndonos creer que el coche está perfecto cuando en realidad tiene problemas graves que pasan desapercibidos a simple vista. Sería conveniente estar asesorado en todo momento por un experto en la materia, y también por un mecánico, que pueda revisar el coche en un momento dado antes de comprarlo, para comprobar que todo está como debe estar.

-        Por supuesto, otra de nuestras exigencias antes de comprar un coche debe ser probarlo. Debemos sentirnos cómodos conduciendo el coche, ya que va a ser nuestro, en caso de comprarlo, al menos durante los próximos años, y nuestra seguridad dependerá de él en cierta manera. Por eso debemos exigir el poder probar el coche, para comprobar por nosotros mismos si se adapta a nuestra forma de conducción, si no tiene grandes problemas a la hora de conducirlo, etc…

-        Otra buena idea es acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico y comprobar el estado administrativo del vehículo. Allí se nos puede informar acerca del número de dueños que ha tenido el coche, el momento de su primera matriculación, y en caso de tenerlas, los embargos o multas que pueda tener encima. Este tipo de información es tremendamente útil si queremos evitar que el coche nos venga con alguna desagradable “sorpresa”.

-        Por último, también comprobaremos que la documentación que se exige en este tipo de tratos esté completa. El vendedor debe aportar una serie de documentos (fotocopia del DNI compulsada, recibos del Impuesto de Circulación, ficha de la ITV) y ambos interesados complementarán un contrato legal de compra-venta para que la operación se realice tal y como dicta la ley.

-        Páginas web donde encontrar coches de segunda mano:

Ahora ya nos hemos decidido a comprar un coche de segunda mano, sabemos lo que tenemos que hacer para encontrarlo, incluso el modelo que nos gusta, pero… ¿dónde lo encontramos? Antes, el sitio perfecto para encontrar un coche de segunda mano eran los periódicos, en su sección de anuncios particulares. Sin embargo, la llegada de Internet también ha revolucionado este sector, y ahora tenemos miles de anuncios de coches en venta al alcance de nuestra mano. Estos son algunos de los mejores sitios donde encontraremos una gran variedad de coches de segunda mano:

-        Segundamano: Segundamano es una página de anuncios particulares y de empresas en Internet, una de las más populares de nuestro país, que lleva más de una década en activo, y que cada día se renueva con cientos de anuncios de todo tipo. En esta página, por supuesto, destacan los anuncios de coches usados para venta, que son muy numerosos en todas las provincias españolas. Solo tendremos que escoger nuestra provincia y escoger el modelo que estamos buscando dentro de la categoría Vehículos. Una de las mejores cosas con las que cuenta Segundamano es un filtro magnífico para decidir si queremos coches con más o menos antigüedad, kilometraje, etc… Eso nos ayudará mucho a encontrar rápidamente el anuncio perfecto.

-        Coches.net: En Coches.net encontraremos una plataforma realmente grande con mucha información sobre coches y todo lo relacionado con el mundo del motor, desde análisis de nuevos modelos a noticias de actualidad, e incluso un foro donde podremos entrar en contacto con auténticos expertos en la materia. Aparte de esto, Coches.net nos ofrece un fantástico servicio de buscador de anuncios para coches usados en venta, con varios filtros como el precio o el kilometraje, para filtrar los resultados y hacer la búsqueda más sencilla. Un sitio con miles de anuncios que se van renovando diariamente.

 

-        Milanuncios: Milanuncios es otra de las grandes plataformas de anuncios particulares de Internet. Cada día recibe cientos de anuncios nuevos de toda España, para vender todo tipo de productos, incluidos los coches, por supuesto. En el buscador de Milanuncios podremos filtrar nuestra búsqueda para que resulte más efectiva, incluso buscando solo los coches de un determinado color, por si tenemos el capricho de comprarnos un coche rojo o azul, por ejemplo. Una web muy recomendable, porque cada día aparecen muchos anuncios nuevos.

-        AutoScout24: Una página de más reciente creación, pero centrada solo en los anuncios sobre compra-venta de coches usados. También tienen un filtro de búsqueda avanzada, para dar con el coche que buscamos más rápidamente. Su base de datos aumenta cada día, y también exponen en su portada algunos anuncios destacados que pueden interesar a cualquiera que esté buscando coche. Otra buena página a tener muy en cuenta.

Comments

  1. Jorge:

    Lo que dices es la pura verdad, porque como está la crisis económica no sería rentable comprar un coche nuevo. Pero si un día me decido comprar un auto usado llevaría a mi hermano que es mecánico para que él lo analice y me diga si es rentable o no, porque puede que me vendan un vehículo que contenga muchos fallos y así me salga más caro que comprarlo nuevo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>