Claves a la hora de contar con los mejores neumáticos

De nada sirve un motor perfecto si nuestro vehículo no cuenta con las herramientas perfectas que transmitan su potencia a la carretera de forma firme y segura. Esas herramientas no son más que nuestros neumáticos: el elemento primordial que permite que no falle ni una pizca el control que necesitamos para una conducción segura y para que el vehículo responda en cualquier circunstancia.

¿Son todos los neumáticos iguales?, ¿cómo sabemos cuáles son los perfectos para nuestro modelo de coche y para nuestros hábitos de conducción? A continuación una serie de recomendaciones para dar con el rodaje perfecto de nuestro vehículo: aquel que aporta los neumáticos adecuados.

cambiar neumáticos SPG Talleres

Foto: spgtalleres.com

Cuenta con ayuda profesional

No te dejes embaucar por un vistoso anuncio donde se te indique un neumático concreto como un todoterreno que todo lo puede: contar con un taller para cambiar los neumáticos no sólo te ayudará en la tarea facilitándote el recambio cómodamente, sino que te pondrá en bandeja y te facilitará el conocer qué modelos concretos son los que más le conviene a tu vehículo.

Ojo, hablamos de modelos, no de marcas. Los neumáticos están preparados para diferentes circunstancias según dónde se ruede comúnmente con ellos: desde neumáticos estacionales preparados para soportar el calor o el frío, hasta neumáticos mixtos para aquellos que se enfrenten constantemente a distintas superficies de conducción.

No tienes más que conversar con tu mecánico y comentarle tus hábitos de conducción para tener listo el pack de ruedas perfecto para que tu coche ruede con una adherencia perfecta.

 

Nunca ruedes con neumáticos gastados

De nada sirve tener los mejores neumáticos del mercado si a estos apenas se les aprecia el dibujo de la rodadura. Un neumático no es “para toda la vida”: da igual qué marca elijamos y qué tipo tengamos que tarde o temprano acabará desgastándose por el lógico uso.

Por ello, para que nuestro flamante kit de neumáticos no acabe por ofrecer la misma adherencia que las ruedas de un ciclomotor a un 4×4, debemos estar bien atentos a que siempre cuenten con la superficie en buen estado, que los surcos no se encuentren desgastados y que sigan resultándonos eficaces.

Para ello, siempre tenemos que contar con el mínimo legal de los 1,6 milímetros de hendidura, aunque tampoco conviene apurarlo, ya que un desgaste pronunciado que se acerque a esta cifra, reduce el control del vehículo ante frenadas de emergencia o efectos como el aquaplaning.

 

Equilibrio y kit de repuesto siempre a punto

Por la misma razón de que debemos evitar el desgaste pronunciado para no perder el control del vehículo, también debemos evitar que cada rueda se encuentre en un estado distinto a la del mismo eje como mínimo.

Así, si sufrimos un pinchazo en alguna de las ruedas, debemos usar la de repuesto primeramente y después acudir a un taller a que nos cambien también la paralela, ya que en caso contrario estaríamos maniobrando con ruedas que actúan de distinto modo ante las acciones que le planteamos.

Por esta y por las razones anteriormente planteadas, también es muy importante que jamás sustituyamos una rueda por otra de segunda mano, una práctica que debemos evitar a toda costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *